Boleto a Tokio 2020 en softbol femenil parece no importar a la Conade

580

Redacción.- El presidente de la Federación Mexicana de Softbol (FMS), Cruz Rolando Guerrero hizo antesala de cinco horas en las oficinas de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), pero ningún personaje de alto rango lo recibió.

Guerrero llegó temprano a las oficinas de la Conade,  al llevar en sus manos el certificado de calificación de la Selección Mexicana de Softbol a los Juegos Olímpicos Tokio 2020, para poder solicitar el apoyo de la comisión.

El federativo, solicita que se le reembolsen los gastos generados por la preparación de la selección, así como lo erogado para su participación en el torneo clasificatorio de las Américas en Surrey, Canadá, en el que alcanzaron su boleto, fue atendido por secretarias del titular del área de alto rendimiento.

Cruz Rolando Guerrero esperó y esperó con la ilusión que llegara alguien de jerarquía en la Conade para decir “aquí está el boleto a los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Estoy trabajando y aquí está el resultado, ahora quiero mi reembolso”.

Pero nada, sólo se quedó con las ganas de ser atendido y después de cinco horas de larga espera, y sin conseguir nada, Guerrero tomó el certificado conseguido en Canadá, lo puso bajo su brazo y solicitó un taxi para trasladarse al aeropuerto capitalino para viajar a Mérida, donde hay un torneo nacional de softbol.