Nacho Ambríz ofrece charla a aficionados chicos y grandes

4.285

León, Gto.- Más de 600 personas entre alumnos de escuelas de inicio y selectivos de futbol de Comude León, padres de familia, equipos de tercera división e invitados, se dieron cita para disfrutar de una amena charla con Ignacio Ambríz, Director Técnico del Club León. El estratega se entregó a su público, principalmente niños y jóvenes, para contestarles todas sus preguntas, al final, Roberto Elías, director de Comude León le agradeció su presencia y entregó un reconocimiento por su entrega y atención a los niños.

“Cómo te iniciaste en el futbol, cuáles son tus más grandes logros, qué es lo que te falta por cumplir en el futbol y te gustaría dirigir un día una selección femenil”, fueron algunas preguntas que los niños y jóvenes le hicieron al DT ‘Esmeralda’.

‘Nacho’ Ambriz habló de su origen; nació en la Ciudad de México, en uno de los barrios más conocidos como Iztapalapa donde es más sencillo que un joven se vaya por el camino equivocado.

“Soy de clase humilde, de clase trabajadora, mi padre trabajó en el cine mexicano, a mi madre le encanta la política y mis hermanos son muy trabajadores; pero yo fui el único loco que decidió ser futbolista, siempre me apoyó mi padre para cumplir mi sueño” platicó el técnico de León.

Mencionó que el futbol ha sido todo en su vida, “He logrado cosas importantes como futbolista, conocí muchas partes del mundo, trabajar fuera de México, triunfar como futbolista y como entrenador”.

Pero, más allá de hablar de él, se puso a disposición de los presentes, para poder contestarles todas sus preguntas. Así que los niños comenzaron a levantar la mano.

Entre todas las preguntas, ‘Nacho’ platicó que una fotografía que se tomó Carlos Reinoso, quien ese tiempo era jugador del Club América le despertó el sueño por ser futbolista “En el barrio donde yo jugaba salieron tres jugadores profesionales y también me motivó mucho para ser profesional, después de todo eso, seguir dependía de lo que sabía hacer para continuar y hoy, gracias a Dios sigo aquí”, comentó.

Una niña de nombre Miranda levantó la mano y le cuestionó, ¿Qué tan importante para ti es la integridad familiar? A lo que el técnico respondió: “Es lo más importante, por encima del futbol”.

También compartió con la mamá de un niño que en su familia, han aprendido a dejar por momentos la tecnología para poder convivir entre ellos y lo manifestó como una gran recomendación que todos podrían hacer en sus casas.

Respondió preguntas y dudas a entrenadores de escuelas de inicio y selectivos, puntualizando su recomendación en: “un niño tiene que disfrutar el futbol, debe jugarlo como quiera, ellos difícilmente entenderán una estrategia de 4-4-2, a veces ni los grandes lo entienden; les recomiendo que dejen jugar a los niños, divertirse”.

Sencillo y muy honesto con sus preguntas, accesible a todos los que se animaban a ponerse de pie y a preguntarle, Nacho convivió con este gran grupo de amantes del futbol por lapso de una hora.

Al final sin ponerle tiempo límite, atendió a todos los que se formaron en busca de una firma o una fotografía, convivió, se tomó ‘selfies’, firmó zapatos, playeras, calcetas y compartió abrazos con los fanáticos verdiblancos, “Es muy gratificante el cariño que te ofrecen, una responsabilidad grande y hay que corresponderles con un poquito lo mucho que nos dan como afición”, culminó el estratega verdiblanco.