Luz Acosta recibe medalla olímpica de Londres 2012

464

Redacción.- La exatleta Luz Mercedes Acosta se convirtió en la tercera halterista del país en ser medallista olímpica, luego que este jueves recibió el metal de bronce de los Juegos Olímpicos Londres 2012.

En una emotiva ceremonia que tuvo lugar en la Explanada Olímpica del Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM), la sonorense se mostró emocionada por ser parte de los medallistas olímpicos mexicanos, aunque tuvo que esperar seis años para lograrlo.

“Los valores olímpicos están a flote y se ha hecho justicia. Es un sabor que me deja bien, luego de todo lo que viví en 22 años de carrera deportiva”, indicó la ahora instructora de fitness, que radica en Estados Unidos.

Acosta Valdez, quien fue una de las referentes de la halterofilia del país en la esfera mundial, se mostró emocionada por recibir el metal de bronce de manos del mexicano Olegario Vázquez Raña, quien es miembro honorario del Comité Olímpico Internacional (COI).

Foto: Comité Olímpico Mexicano

Luz Mercedes Acosta es la tercera halterista en ser medallista olímpica, luego de Soraya Jiménez, ya fallecida y que hizo historia en los Juegos Olímpicos Sídney 2000 al obtener la presea de oro y luego la chihuahuense Damaris Aguirre con un bronce en Beijing 2008.

Esta última también vivió un proceso similar al que la sonorense, ya que fue el año pasado cuando recibió el bronce tras un reacomodo de medallas por caso de doping en su categoría.

Sostuvo que los Juegos Olímpicos Londres 2012 fue un evento de situaciones diferentes, ya que vivió sinsabores que pusieron en predicamento seguir en el deporte, pero que ahora se ve recompensado con el metal olímpico.

“Ser deportista del alto rendimiento en México no es fácil, muchas veces las condiciones para trascender en cualquier disciplina deportiva, no son las más favorables. Es la pasión del atleta el que lo lleva a cumplir sus metas”, indicó.

Recordó que para llegar a los Juegos Olímpicos Londres 2012 tuvo que vivir una serie de complicaciones para ganar el derecho de representar al país en esa justa.

“Si hubo justicia para mí, pude haber justicia para mucha gente más. Lo que necesitamos en México y en el Mundo es tener una posibilidad de creer, de que hago bueno al final del camino se puede tener la recompensa”, acotó.