La corredora juvenil Paola Cordero tras los pasos de su papá

934

La Irapuatense Paola Cordero Palato a sus 16 años, es la flamante  campeona nacional de los 2000 metros con obstáculos de la Olimpiada Nacional 2019. Comienza a brillar con luz propia, y aunque lleva a cuestas el nombre de su padre, el maratonista olímpico Carlos Cordero, ella ya sueña  y piensa también en unos Juegos Olímpicos.

Paola Cordero oro en 2000 STP

En su primera participación en una Olimpiada Nacional, la atleta saboreó el triunfo que dedicó especialmente a su señora madre, pero sabe que falta mucho camino por recorrer y es por eso que atiende los consejos de su papá y entrenador para conseguir sus sueños “principalmente me ayuda al entrenamiento, a ser disciplinada, entrenar bien y siempre respetando todo, me ayuda física y mentalmente. Me pide siempre darlo todo y no quedarme con nada”

Paola combina la escuela con los entrenamientos, lleva administración de empresas en el Cbtis 65 de Irapuato y pretende estudiar una carrera relacionada al deporte, muestra su gusto por la fisioterapia y  el entrenamiento deportivo en un futuro. 

Su mayor inspiración son sus padres pues recibe muestras de cariño y de orgullo por sus logros en su corta carrera “toda mi vida he visto entrenar a mi papá,  siempre pensé qué se sentirá ganar. Y yo lo siento feliz de verme”.

Sus entrenamientos los realiza de 5 a 9 de la noche, pero aún con esa carga de trabajo sabe que al final, los sacrificios y el esfuerzo valen la pena “llego a mi casa a las nueve de la noche, si es pesado, pero este es el cierre  de un año de entrenamiento”.

Con gran futuro, Paola Cordero, continúa su preparación rumbo a otras competencias y sigue aspirando a ser una grande como el gran ejemplo que tiene en casa.