Kipchoge lo logra; rompe el INEOS 1:59 challenge

748

Eliud Kipchoge paró el crono en 1:59:40.2 y consiguió su objetivo, correr el Maratón en menos de dos horas, la hazaña se consiguió en Viena este sábado en una prueba preparada hasta el extremo para tal fin.

Aquí el desarrollo del INEOS 1;59 challenge

El atleta keniata de 34 años corrió cada kilómetro cercano a los 2 minutos 50 segundos, tiempo que a partir del kilómetro 33 cumplió religiosamente salvo en los metros finales, donde cerró con un spring celebrado por el público presente

El experimento INEOS 1:59 se desarrolló en un circuito de 9.6 kilómetros que Eliud recorrió en 4.4 ocasiones y fue perfeccionado a partir del que Kipchoge hizo en el circuito de Monza (Italia), en 2017. Aquel día la prueba terminó en 2 horas y 25 segundos.

El keniano tiene el récord del mundo en la distancia del maratón al cronometrar 2h 1m 39s en Berlín en 2018.

Uno de los elementos claves para conseguir el tiempo anhelado debajo de dos horas en el maratón fueron las zapatillas Vaporfly de Nike, calzado que cuenta con una placa de carbono la cual ayuda al rebote y consigue un menor desgaste en los músculos.

Kipchoge contó con 41 marcapasos en cinco equipos de 7 que corrieron con una formación especial en “V” haciendo una flecha inversa que rompía con la resistencia aerodinámica y trasladaban la inercia del vehículo guía que a su vez contaba con un cronómetro gigante.

Entre estos “paceres” se encontraban algunos de los mejores atletas del mundo los tres hermanos noruegos Ingebrigtsen, el etíope Salemon Barega, el campeón olímpico de 1.500m Matthew Centrowitz, Paul Chelimo, Augustine Choge, López Lomong y se relevaban cada cinco kilómetros.