Con 16 años, Sebastián Hernández está listo para Buenos Aires 2018

El joven tirador leonés participará en la prueba de pistola 10 metros en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018

1.086

Ciudad de México.- El seleccionado mexicano en la disciplina de tiro deportivo, el leonés Sebastián Hernández García, participará en los próximos Juegos Olímpicos de la Juventud, en la prueba de pistola 10 metros, evento en el que buscará poner en alto el nombre de México.

Competir contra los mejores tiradores del mundo, es el logro más importante que hasta el momento ha conseguido Hernández García, y por el cual se sacrifica todos los días. Llegar a los Juegos de la Juventud, es un desafío para el atleta, debido a que la emoción y los nervios, es un factor que afecta en su disciplina.

Sebastián Hernández

El atleta, quien se prepara diariamente para reflejar en cada competencia un mejor resultado, expresó que esta justa deportiva, lo ayudará a adquirir la experiencia necesaria, en donde al enfrentarse con los más destacados de cada continente, conseguirá desarrollarse deportivamente en sus futuras competencias internacionales.

A escasos días de disputar los Juegos Olímpicos, el mexicano se concentró en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR), de la CONADE, para ajustar los últimos detalles y llegar de la mejor manera deportiva al encuentro.

“Entrenar en el CNAR, me beneficia mucho, ya que en estas instalaciones, lo único a lo que nos dedicamos es en pensar al cien por ciento en nuestro deporte y el trabajar con el equipo multidisciplinario nos ayuda a estar en óptimas condiciones para competir”, puntualizó.

A pesar de que el tirador desea conseguir una medalla olímpica, detalló que la meta principal es superarse a sí mismo, objetivo que espera alcanzar a través de su perseverancia, misma que considera su arma fuerte ante cualquier competencia.

El oriundo de León Guanajuato, resaltó que el gusto por practicar tiro deportivo llegó debido a que su padre, Hugo Hernández Carrillo, se desempeñó como atleta de alto rendimiento y al retirarse se convirtió en su entrenador. Hoy en día es quien lo motiva a dar lo mejor de sí en cada enfrentamiento. “Mi papá siempre me dice que busque la meta más alta, manteniéndome en mi nivel y que nunca olvide que en cada competencia es la misma cancha, arma y blanco”, finalizó.

El joven de 16 años de edad, comentó que también aprovechará este certamen para conocer las diferentes culturas, religiones y gastronomía de otros países, pero siempre con el compromiso y la concentración de representar dignamente a su país.