Revista Deportiva

Rinden homenaje al Buitre, ponen su nombre al estadio del Celaya

La Gran figura del partido fue, sin duda, ‘El Buitre’ quien jugó cerca de 45 minutos de un partido pactado a dos tiempos de 30.

303

Cj_OMd7UYAAHxth

Celaya, Gto.- Emilio Butragueño y los Toros del Celaya vencieron 3-1 a los Rayos del Necaxa en la reedición de la final de la temporada 95-96, en aquel entonces, Celaya se quedó al borde del campeonato, hoy, en Celaya se hizo justicia.

El Estadio del Celaya, llamado a partir de ahora Monumental Emilio Butragueño, recibió un desfile de estrellas de antaño para homenajear al astro español que durante tres años regaló grandes momentos a la afición cajetera.

La gran figura del partido fue, sin duda, ‘El Buitre’, quien jugó cerca de 45 minutos de un partido pactado a dos tiempos de 30.

El español se lució con excelentes jugadas, tocó la pelota, se río y de nueva cuenta arrancó  el grito de gol a las miles de gargantas presentes, por la vía del penal.

WhatsApp-Image-20160602

Cuando el partido se encontraba empatado a uno, Emilio tomó la pelota y desde los once pasos la colocó al costado izquierdo, como antes, como con la mano, como sólo él lo sabe hacer.

Amarildo Suárez puso el primer gol y antes de que concluyera el primer tiempo Marco Reyna empató el partido.

Al minuto 7, número que Butragueño portó en los dorsales, Alex Aguinaga paró el juego para darle un reconocimiento al homenajeado.

Los aficionados brindaron un minuto de aplausos al medio tiempo y desplegaron una megabandera con la leyenda “Por siempre Toro”.

Los aficionados se entregaron no sólo al español, también recordaron con gran emoción a jugadores José Damasceno ‘Tiba’, Sergio Bueno, Carlos ‘Abuelo’ Hernández, Salvador Vaca, Richard Zambrano, entre otros, a quienes les aplaudieron y gritaron.

Por los rivales, volvieron a pisar la cancha hombres como Alex Aguinaga, Salvador Cabrera, Octavio Becerril, José María Higareda, Víctor Gutiérrez, entre otros.

Al final del partido, el estadio se paralizó. Se le brindó un reconocimiento a Butragueño y una réplica en miniatura del estadio que ahora lleva su nombre. “Celaya está conmigo allá en donde estoy. Yo me siento celayense. Esta noche me habéis mostrado de nueva cuenta su cariño, es algo que mi familia y yo nunca olvidaremos”, dijo el ‘Buitre’, quien se despidió pidiendo a la afición se comprometa con el equipo actual, para volver a regalarse alegrías al cuadro cajetero, como lo hizo en su época.