Neuville al frente del Orlen 74º Rallye de Polonia

212

Manejando un Hyundai i20, aventajó en 1.3 segundos al Ford Fiesta WRC de Ott Tänak, con Jari-Matti Latvala a 5.3 segundos más atrás con el Toyota Yaris WRC.

Los tres lideraron durante el primer día completo de esta octava cita del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA, la fuerte lluvia y el barro proporcionaron poco agarre en las pistas de tierra.

Los primeros en salir se vieron beneficiados esta mañana, ya que rompían el barro a su estela. Los papeles fueron invertidos por la tarde cuando se encontraron unos caminos muy dañados, con charcos de agua.

Neuville rápidamente relegó a Elfyn Evans, que ganó la especial de anoche, a pesar de cortar un talud. Latvala se encogió de hombros por la perdida de tiempo por los limpiaparabrisas rotos, aunque pudo terminar la mañana con una ventaja de 4.5s segundos, la mayor renta del día.

Tänak le superó después, pero el liderato del estonio fue breve. Neuville ganó dos pruebas consecutivas, recuperando el primer lugar.

Tänak se saltó un cruce y caló su motor esta mañana, mientras que un Latvala demasiado cauteloso no estaba contento con la puesta a punto de su Yaris WRC en el barro de la tarde.

Tänak se saltó un cruce y caló el motor por la mañana.

Sébastien Ogier estuvo en plena pelea. Abriendo pista sufrió las peores condiciones de la tarde y se deslizó a la cuarta plaza, 35.1 segundos por detrás del líder y después de terminar el día con el parabrisas roto.

Hayden Paddon se ubicó en quinto lugar, el neozelandés redujo la distancia con Ogier toda la tarde con su i20. La diferencia es de 4.5 segundos. Su compañero de equipo Dani Sordo es sexto, a pesar de un trompo.

Teemu Suninen sobresalió en séptimo lugar en su debut con un World Rally Car. El finlandés ganó la especial de apertura de la tarde en sólo su sexto tramo en la categoría reina. Juho Hänninen, que superó un fallo del encendido de la especial final, Stéphane Lefebvre y Mads Ostberg completaron el Top 10.

Andreas Mikkelsen estaba en la parte inferior de la tabla de clasificación hasta que dañó la suspensión trasera izquierda de su Citroën C3 WRC  al impactar contra un árbol y perdió 90 segundos. Él es 12º.

Craig Breen condujo toda la mañana con sólo dos ruedas motrices después de que se rompiese el árbol de transmisión de su C3 WRC. Perdió más de siete minutos y la tarde fue un poco mejor, el irlandés estaba descontento con el set-up y admitió: “Estoy absolutamente desanimado”.

Esapekka Lappi fue el único abandono importante. Era quinto cuando dañó la suspensión delantera derecha después de cortar una curva. Los daños relacionados con el sistema de aceite de su motor evitarán que el finlandés se reenganche el sábado.

La jornada más larga del sábado consta de casi 145 kilómetros en nueve tramos, viajando al norte hacia la frontera con el enclave ruso de Kaliningrado. Cuatro especiales se disputarán dos veces con asistencia intermedia antes de una pasada final por la súper especial Mikolajki Arena.

Deja un comentario