1203088Hoy domingo se vivirá una jornada emotiva en la Arena Ciudad de México, que albergará la Triplemanía XXIII con una lucha soñada entre Rey Mysterio y Myzteziz, una de cabelleras entre El Patrón Alberto y Brian Cage, además de otras sorpresas.

Las emociones se vivirán con una contienda esperada por la afición entre dos de los luchadores más queridos en el país, Rey Mysterio y Myzteziz, quienes prometieron entrega y espectacularidad e incluso el segundo aseguró que buscará humillar a su rival.

El “Amo del 619”, quien hizo gran parte de su carrera en la WWE, tiene claro su objetivo, ganar y demostrar que es mejor, aunque el “Príncipe de Plata y Oro” no se guardará nada para demostrar que él es el verdadero ídolo de la afición mexicana.

Una rivalidad que llegará a su punto máximo es entre El Patrón Alberto y Brian Cage, quien en diversas ocasiones venció y humilló al mexicano, pero esta lucha será la oportunidad de cobrarse cada una y dejarlo sin melena.

Entre los momentos emotivos, destaca el que se vivirá con Villano III, quien tendrá su última lucha como profesional; junto a sus hermanos Villano IV y Villano V, hará frente a una de las tercias más importantes de los últimos años, los Psycho Circus.

Psycho Clown, Murder Clown y Monsther Clown buscarán arruinar el adiós del “Rey Arturo”, en una contienda que también marcará el retiro profesional del réferi Pepe Casas. Blue Demon Jr. tendrá un momento especial, pues festejará 30 años de carrera como profesional en una lucha de parejas, donde hará equipo con La Parka para medirse con El Mesías y ElectroShock.

Mientras, Cibernético, Chessman y Averno expondrán el título mundial de tercias AAA en una triple amenaza en jaula contra Angélico, Fénix y Jack Evans, y Texano Jr, Hijo del Fantasma y Pentagón Jr. Y sin duda, uno de los momentos más emotivos será cuando Héctor Garza y el Hijo del Perro Aguayo, fallecidos en mayo de 2013 y marzo de 2015, de manera respectiva, sean inducidos al Salón de la Fama de la empresa, en la que se espera una noche memorable.

Deja un comentario